Relatos, sombras y otros delirios

"Si miro atrás, estoy perdida." Daenerys Targaryen

lunes, 19 de enero de 2015

Perdido

Me había perdido. Todo era demasiado oscuro. Tenía miedo. Quería volver  a casa con mamá y papá. Y era tarde. Tenía sueño. Quería dormir.

No entendía qué pasaba. ¿Qué era ese olor dulce y apestoso a la vez? Olía raro. Y había ruido. Mucho ruido. Salía de unos sitios con carteles brillantes a la puerta. Y la gente. No parecía la gente que veía cuando salía con mi papá y mi mamá. Aquella gente me daba miedo. No andaban recto. Casi todos los chicos estaban cerca de chicas. No me caían demasiado bien las chicas. Tenían piojos y hablaban de muñecas. Eran raras y aburridas. Pero parecía que a todos los chicos les caían bien esas chicas. No sabía qué pasaba.

De repente, alguien me empujó por la espalda. Me giré. Había un chico mayor que olía como los sitios esos con carteles brillantes. Me decía cosas que no entendía. Me pegó. Me hizo daño y me puse a llorar. Casi todas las personas que había cerca empezaron a reírse. Eso me hizo llorar más. Pero una chica se me acercó y me dijo que estuviese tranquilo. Me sacó de aquél lugar. Me llevó a un sitio con muchos policías y me dijo que esperase allí. Me dijo que era un crío perdido en un mundo de adultos. No entendía qué quería decir. Se fue y la seguí.

Cuando llegué a donde estaba, vi algo muy extraño. No sabía qué pasaba. Tenía a un chico encima. Le fui a preguntar, pero me vio, No recuerdo mucho de después. Cuando desperté, estaba en mi cama. No sabía qué había pasado. Había sido una noche muy mala. Quise llorar, pero me volví a dormir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario